OBSERVATORIO FILOSÓFICO DE MÉXICO A. C.

PRIMER DIAGNÓSTICO SOBRE LA SITUACIÓN DE LA FILOSOFÍA EN LA EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR

El Observatorio Filosófico de México (OFM), cumpliendo con uno de los objetivos para el cual fue creado, presenta a todos los interesados una información sintética sobre el estado actual que guardan los estudios de filosofía en las instituciones de  Educación Media Superior, después de aprobado el Acuerdo 488 que consideraba obligatorias a las materias de Ética, Estética, Filosofía y Lógica, en la Educación Media Superior y como parte del Área de humanidades.

-  I   -

ANTECEDENTES:

En 2008, el actual gobierno inició una “Reforma Integral de la Educación Media Superior” (RIEMS) a partir de la publicación de varios Acuerdos de la SEP, publicados en el Diario Oficial de la Federación.
La RIEMS contempló en estos Acuerdos solo cuatro Áreas disciplinares obligatorias: Matemáticas; Ciencias Naturales; Ciencias Sociales y Comunicación.   Excluyó, como lo dio a conocer el OFM, el Área de Humanidades y las materias filosóficas que tradicionalmente habían formado parte de la formación educativa en el bachillerato. En el caso de las disciplinas filosóficas, mediante una nota al pie de página, se establece que serán “transversales”. Tampoco aquí se ofrece ninguna fundamentación.

En la RIEMS se instituye también que la educación se realizará siguiendo el método de competencias y habilidades.

En la actualidad, la Educación Media Superior  (EMS) en el país, comprende un conjunto de instituciones que dependen de diversas instancias. Por ejemplo: “El Colegio de Bachilleres” es nacional y depende de la SEP; existen preparatorias que dependen de las Universidades y otras de los gobiernos estatales; hay instituciones que dependen del Instituto Politécnico Nacional, y muchas preparatorias particulares. Es por ello que las autoridades establecieron en el marco de la Reforma Integral de la Educación Media superior (RIEMS) un Sistema Nacional del Bachillerato y diversas asociaciones certificadoras que tienen el objetivo de definir el grado de aplicación de las competencias, lo que, a su vez, constituye un criterio para evaluar el apoyo presupuestal.

Estas reformas han sido exigidas por la OCDE para “elevar la calidad de la enseñanza” en todos los países que conforman dicha organización.

El OFM ha puesto de manifiesto lo siguiente:

1.  En el caso de la filosofía, la RIEMS fue iniciada sin consultar a las Asociaciones filosóficas e instituciones académicas correspondientes.

2.  La eliminación de las disciplinas filosóficas que han formado parte de los planes y programas de estudio desde la fundación de la Escuela Nacional Preparatoria, en 1867, es un hecho grave que no tiene precedentes.

3.  La eliminación del Área de Humanidades implica la intención de eliminar la formación humanística.

4.  El Establecimiento del método de competencias sin un análisis a fondo de los especialistas sobre sus alcances y/o límites constituye un nuevo acto autoritario en un régimen que se dice democrático.

5.  La integración de un Sistema Nacional de Bachillerato implica, en los hechos, la sustracción de las preparatorias de las Universidades, lo que representa una violación a su autonomía, consagrada en el Artículo Tercero de la Constitución Mexicana.

Esta fue una de las consideraciones tenidas en cuenta por la UNAM, al negarse a formar parte de la RIEMS.

6. Finalmente, es cuestionable la legitimidad de una reforma de esta naturaleza y su implantación, dado que no estuvo sometida antes a una revisión más cuidadosa y a un debate en el seno del Congreso de la Unión.

Frente a la eliminación de las disciplinas filosóficas de la RIEMS, el OFM, inició en 2009, una lucha muy intensa, con el respaldo de prácticamente toda la comunidad filosófica y científica nacional e internacional, que culminó con la publicación del

Acuerdo 488 que a la letra dice:

“Las competencias disciplinares básicas se organizan en los campos disciplinares de: Matemáticas, Ciencias experimentales, Humanidades y Ciencias Sociales, y Comunicación”.

En el caso de las Humanidades y Ciencias Sociales, “el área estará integrada por: Filosofía, Ética, Estética, Derecho, Historia, Sociología, Política, Economía y Administración”. Y se agrega como nota que: “Las humanidades y las ciencias sociales, son dos campos distintos, caracterizados por los correspondientes objetos y métodos de investigación, generados en su devenir, sin menoscabo de las  relaciones entre algunos de estos”.

Esta nota constituyó una demanda  del OFM debido a la negativa, por parte de las autoridades, para aceptar que se distinguiera una Área de Humanidades. Así que en la RIEMS quedó abierta la posibilidad de constituir dicha Área.

La propuesta fue aceptada por unanimidad por todas las autoridades de Educación Media Superior de la República Mexicana (CONAEDU) el 22 de mayo de 2009 y publicada en el “Diario Oficial de la Federación” con la firma del actual Secretario de Educación Pública,  Mtro. Alonso Lujambio, el 23 de junio de 2009.

A partir de ese momento, el OFM consideró que las autoridades habían rectificado su intención de suprimir a las humanidades y a la filosofía; y esperó que la SEP actuara en consecuencia, esto es, que diera marcha atrás a las reformas de los planes y programas de estudio dirigidos a suprimir y “transversalizar” la enseñanza de la filosofía.

El OFM esperó seis meses y en enero, a partir de nuestra queja de que no se estaba cumpliendo el Acuerdo 488, se entrevistó con las autoridades, quienes expresaron que no tenían la intención de hacerlo. Un primer pretexto fue que las instituciones asumían “voluntariamente” y “con autonomía” las reformas impulsadas por la propia SEP.

Este argumento es falaz, debido a que han puesto en marcha toda la Reforma a partir del control que ejercen a través del presupuesto, lo que ha obligado en los hechos a las Universidades a la aceptación de la RIEMS en los términos anteriores al Acuerdo Secretarial de junio del 2009.

La única Universidad que estableció un límite fue la UNAM, institución que se negó a ingresar a la RIEMS a través de sus dos subsistemas: Colegio de Ciencias y Humanidades y Escuela Nacional Preparatoria.

El segundo pretexto fue que, de acuerdo con el método de competencias, no se establecerían “disciplinas”. Ésta es una nueva forma de eliminar las disciplinas filosóficas, que no se aplica lo mismo en matemáticas, química o física.

El mejor ejemplo es la introducción, en el Colegio de Bachilleres (Ciudad de México) de un curso titulado “Construcción de ciudadanía”. Allí se incluyen aspectos filosóficos, sin embargo: a) el objetivo del curso no es y no deberá ser exclusivamente filosófico; b) el diseño del curso elimina aspectos filosóficos fundamentales para la formación ciudadana, y c) el diseño curricular elimina la enseñanza de conocimientos de ética, estética, filosofía y lógica que deberían ser abordados en forma separada y sistemática.

El OFM hizo saber a las autoridades que existían también problemas de fondo. Uno de ellos era precisar los criterios profesiográficos para la designación de los profesores, debido a que durante mucho tiempo, se habían adjudicado los cursos a personas provenientes de otras profesiones (un ejemplo lo encontramos en la Universidad Autónoma de Guerrero en donde el 97% de los profesores que ofrecen las disciplinas filosóficas, no tienen dicha formación). Otro problema de fondo consistía en la falta de adecuación de los contenidos filosóficos a las necesidades del país; otro más, en ofrecer cursos pedagógicos para enseñar adecuadamente los temas, y finalmente, ofrecer una serie de cursos de formación y actualización dirigidos a los profesores de la EMS.

La respuesta de las autoridades educativas ha sido inconsistente, ya que si bien han declarado públicamente su “bienvenida a la filosofía”, las medidas que se han venido tomando apuntan en una dirección muy contraria, como el OFM ha venido denunciando, a través de los medios y ante instancias internacionales, como la ONU.

- II   -

DIAGNÓSTICO SOBRE LA SITUACIÓN DE LA FILOSOFÍA EN LA EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR.

El 28 de mayo de 2010, el OFM organizó un coloquio titulado “La situación de la filosofía en la Educación Media Superior” con el fin de conocer el estado de la enseñanza de la filosofía en el nivel medio superior y formular un diagnóstico nacional sobre la situación prevaleciente. Si bien no pudieron asistir todos los representantes del país, sí contamos con representantes provenientes del norte, el centro y el sur del país. A continuación les ofrecemos algunos datos proporcionados por los representantes que asistieron y participaron en este primer foro. Pronto publicaremos en nuestra página de web y en papel, las ponencias presentadas.

Queremos advertir que no existe, hasta ahora, un estudio pormenorizado de la situación de la filosofía en la Educación Media  Superior, pero las ponencias presentadas, nos permiten ofrecer una muestra representativa de ella:

1) En la capital de la República, hasta ahora, tanto en los subsistemas de la UNAM (Preparatorias y CCH) como en las Instituciones de Educación Media Superior del Distrito Federal (IEMS-DF) la filosofía se mantiene a salvo, gracias a la postura de las autoridades en defensa de nuestra disciplina. Sin embargo, habrá que hacer notar que en el Colegio de Ciencias y Humanidades de la UNAM ya se habían realizado recortes a las materias filosóficas, de acuerdo al criterio tecnológico impuesto durante la Rectoría del Dr. Barnés de Castro.

En las IEMS-DF se imparten cuatro materias filosóficas obligatorias y una optativa; sin embargo, existe en la actualidad una tendencia a su eliminación debido a su inminente ingreso a la RIEMS debido a la presión de la SEP. El Secretario de la SEP declaró recientemente que esa institución dependía de la institución a su cargo.

2) En algunas Universidades autónomas se han reducido los cursos de filosofía:

En las preparatorias de la Universidad Autónoma de Nuevo León, la enseñanza de la filosofía se ha reducido a tres materias: Apreciación de las artes; Problemas éticos del mundo actual y Filosofía. El análisis de los programas de estas materias indica que el contenido flosófico es limitado y no adecuado para el logro de los objetivos.

En las preparatorias dependientes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, se creó el Área de Humanidades conformada por las materias:Psicología; Orientación Vocacional, Arte, Cultura Física y un año de filosofía en el primer año. En el tercer año, como propedéutica de Humanidades se agrega epistemología.

3) En “El Colegio de Bachilleres” (Ciudad de México), a raíz de la puesta en marcha de la RIEMS, se procedió a cambiarle de nombre y  darle un nuevo contenido a la enseñanza de la filosofía. Ahora se llaman: Filosofía I (Construcción de la ciudadanía) y Filosofía II (Formación humana).

A pesar de la rectificación que establece el Acuerdo 488, en dicho Colegio no se incorporaron las materias de Ética, Lógica, Estética e Introducción a la filosofía.

El cambio de nombre de las materias y el contenido de los programas, aparte de desnaturalizar a la filosofía, permite que se nombren profesores sin la formación adecuada.  OBSERVATORIO FILOSÓFICO DE MÉXICO A. C.

Otro ejemplo lo tenemos en las Preparatorias de la Universidad de Guadalajara, donde, a raíz de la reforma se cambiaron también nombres y contenidos, eliminando de hecho a las disciplinas filosóficas pre-existentes.

La U de G atiende el 65% de la demanda del bachillerato en Jalisco.

4) En diversos planteles no se imparte filosofía. Ejemplo:

-La SEP tiene una Dirección General del bachillerato que administra Centros de Estudios de Bachillerato, por ejemplo, en el Estado de México. Allí no se imparte filosofía.

-En los bachilleratos tecnológicos: CBTIS (Tecnológico industrial); CBTAS (agrícola) o los CETIS, no se ofrece filosofía.

-En el CONALEP, cada Secretaría de Educación estatal define las disciplinas que forman parte del plan de estudios. En algunos planteles se imparte y en otros no.

En suma, las autoridades de la SEP decidieron y emprendieron la eliminación de la filosofía en la RIEMS y, después, ante la protesta enérgica de la comunidad filosófica y de amplios sectores de la sociedad, aparentaron rectificar, sin embargo, no han efectuado las rectificaciones y los cambios a la luz  del Acuerdo 488 y no han propiciado ningún otro cambio en esta dirección. Las materias filosóficas son sostenidas, por ahora, en algunos sistemas, pero esto ha dependido más de la tradición y de la firme voluntad de algunos defensores de las humanidades, que de  una voluntad de las autoridades de la SEP. Al parecer, las materias “filosóficas” se ponen o quitan en forma aleatoria, como ocurre con el curso de “Ética y valores”, y falta una debida intervención y coordinación colegiada.

El hecho de que la SEP no respete sus propios acuerdos y no los aplique en las Instituciones que, por ahora, dependen directamente de esa Secretaría es un hecho grave. El hecho de que no les dé su lugar a las humanidades y a la filosofía en la formación de los estudiantes es por sí mismo una violación del Artículo Tercero constitucional que define que la educación que imparta el Estado tenderá a formar al estudiante en forma integral.

5.  La buena noticia es que la Universidad Autónoma de Chiapas ha decidido abrir la licenciatura en filosofía, el presente año, sin embargo, se informa que en el Colegio de Bachilleres hay 350 profesores para todas las materias y solo 10 son egresados de una carrera de filosofía.

En las Preparatorias del Estado de Chiapas existen 150 profesores y solo 7 proceden de filosofía. Es por ello que la licenciatura vendrá a cubrir una necesidad de profesores preparados en las materias que imparten.

CONSIDERACIONES FINALES:

1) Hay fuertes indicios de una posición expresa por parte de las autoridades de la SEP de eliminar la filosofía en la formación de los estudiantes.

2) A pesar de los esfuerzos de la comunidad filosófica mexicana y de las  protestas de organismos de gran importancia como la Federación Internacional de Sociedades de Filosofía (FISP), la Red de Escuelas de filosofía, historia, Letras y Humanidades de la República Mexicana; la Asociación Filosófica de México; la Sociedad Interamericana de filosofía, La Asociación de historiadores de las ciencias y humanidades; el Consejo Universitario de la UNAM y todas las asociaciones de profesores de filosofía que Integran el Observatorio Filosófico de México, las autoridades no han cumplido los acuerdos que fueron votados por todas las autoridades educativas del país y publicados en el diario oficial de la Federación, y han mantenido un mutismo inexplicable ante los reclamos fundados que hemos presentado.

3) El Sistema Nacional de Bachillerato creado, viola la autonomía universitaria establecida en el Artículo tercero constitucional. 4) Las medidas que se están aplicando de reducir, disfrazar y eliminar materias filosóficas, producirá tres efectos:

El primero es que privará a millones de estudiantes de una perspectiva filosófica y humanística sólida que permita cumplir de mejor forma cualquier actividad que elijan.

El segundo efecto es que limitará las alternativas de elección profesional y cancelará para muchos jóvenes el acceso a ciertas universidades, al clausurar ciertos campos del conocimiento en el nivel medio superior.

El tercero es que debilitará, todavía más, las Escuelas y Facultades de Filosofía y Letras del país.

En algún momento, las autoridades tendrán que enviar a la Cámara de diputados las reformas aplicadas para su consolidación definitiva. Esto deberá ocurrir pronto debido a que se iniciará la lucha electoral para la elección del nuevo Presidente de la República. Las autoridades educativas, los profesores, los estudiantes y en general, todo aquel que entienda el valor de las disciplinas filosóficas y humanísticas, debería de estar consciente de esta tendencia y tratar de revertirla.

Recordemos que Educar a una persona no es adiestrar.

ATENTAMENTE

OBSERVATORIO FILOSÓFICO DE MÉXICO

México, D.F. 15 de febrero de 2011

http://www.ofmx.com.mx/

About these ads